Deviant Login Shop  Join deviantART for FREE Take the Tour
×

:iconhele1234: More from Hele1234


More from deviantART



Details

Submitted on
August 13, 2013
File Size
12.2 KB
Link
Thumb

Stats

Views
240
Favourites
16 (who?)
Comments
31
×
Capítulo 4
-Yo también-rió- Si no era por las buenas, por las malas era mi única opción.
-Podría estar haciendo mejores cosas…
Rió por mi comentario-Claro y yo soy un unicornio.
-Ellos me agradan más que tú, a pesar de que sean especies mitológicas… Al menos dime a donde vamos.
-Al menos tenemos algo en común. Vamos con mis amigos, no sé qué  haremos, pero nos las ingeniaremos.
Suspire. El hecho de que sean sus amigos ya me daba una mala idea. Esto ya era una tortura. Le dije que no quería ir con él, ni con sus amigos, ni con nadie. No quiero pensar qué haremos. Bueno, hay que ver el lado positivo… no, este no tiene, el lo absoluto. El taxi se detuvo y él pago. Bajamos y caminamos unas cuantas calles lo más distanciados posible uno del otro. Se acercó a un chico pelo castaño revoltoso, ojos cafés, llevaba una camiseta manga larga negra, y encima de esta una chaqueta azul, unos jeans y unos zapatos cualquiera.
-¡Hermano!-exclamó uno de los chicos  que lo saludó con el típico puño y el abrazo.
-Hey-dijo sonriendo- ¿Qué tal todo?
Seguían conversando. Yo estaba detrás de él, y como creo que nadie notó mi presencia, empecé a caminar de espaldas muy sigilosamente. Estaba como a medio metro de su espalda.
-Alto ahí…-¡Demonios!...-Ven acá…-dijo aun de espaldas doblando en dedo indicie. Bufé ante la pillada… No me quedo otra alternativa que ir…
Rió cuando llegue a su lado. Le mire con odio- ¿Compórtate si?-me crucé de brazos resignada…
-Ella es Leila.  Nueva chica, nueva en el colegio y vecindad-me presentó.
-Hola, soy Austin-lo salude con un movimiento de cabeza.
-¿Y las chicas?-preguntó extrañado.
-Ni idea… Desde que comenzó el verano dejamos de existir para ellas-dijo su amigo  divertido.
-Ni siquiera un mensaje… que desconsideradas-dijo haciéndose el decepcionado
Toda su charla fue totalmente ignorada por mí. Es así de simple, no te conozco, no me importas. Cuando por fin dejaron de parlotear, su amigo propuso ir a la plaza. Yo me negué, era demasiada la gente que había a esta hora. Luego acordamos ir a un lugar más tranquilo.
Caminamos un rato hasta llegar a lo que parecían unas rampas de patinaje.  Las paredes estabas rayadas  con grafitis, el lugar se veía muy urbano. Me agrada.
Nos sentamos en las escaleras que había a un costado.  Su amigo y él comenzaron a hablar y yo me dedicaba a observar el lugar. Me recordaba a la clase de lugares a los que íbamos Nika y yo. Recordaba que era uno de mis lugares preferidos. Era silencioso, y tenía algo en común conmigo, era extraño. Nadie iba a ese lugar salvo ella y yo, por eso nos gustaba.
Su amigo se levanto y dijo que ya regresaba.
-Hey, ¿en qué piensas?-preguntó interesado. No respondí. Hubo un silencio.
El chico dio una risita pequeña- No sé  él porque me llamas “chico”, “tú”, “muchacho”. Mi nombre es sencillo. Max. Tres letras, dos consonantes y una vocal. Simple de recordar.
Suspire- Porque no recuerdo cosas que no son importantes para mí.
-Y ¿entonces cuales lo son?
-Eso no te incumbe. No sé porque hay tanto interés en mí… Deberías dejarme. Te trato mal, no te hablo…
-Eres misteriosa… Por eso me agradas.-dijo-No, me agradas no- se corrigió- me causas intriga.
-Y tu a mí no. No planeo decirte nada, ser tu “amiga”-hice comillas con mis dedos- y mucho menos ser la de tus amigos.
-Al menos dime porque me odias… ¿Qué te hice?-alzó los hombros.
-No respondo preguntas idiotas. Pero como tu pequeño cerebrito no es capaz de procesar eso… Te odio por el simple y único motivo que tengas que vigilarme, hacer que haga amigos… No quiero a nadie, yo estoy bien conmigo, no necesito a nadie. Ni a ti, ni a tu amigo, nadie.
En eso llegó Austin, trajo unas papas fritas con refrescos de lata. Me dio el mío y abrí la bolsa para todos poder comer de ella.
-Así que…-empezó a hablar Austin- Leila ¿no?- asentí con la cabeza- Háblame de ti.
-Hablar no es uno de sus talentos-advirtió...Max. Reí un poco.
-Oh vamos, no seas tímida-me dio un leve empujón.
Suspire- Tengo 15 años. Suficiente información por hoy-dije para después beber refresco.
Max y Austin siguieron conversando. Al parecer,  trabajaban juntos en un lugar donde venden motocicletas o algo de ese estilo. Examinaba el lugar y pude ver que al final del lugar estaban unos balones de Baloncesto y un aro. Sin permiso, me levante de las escaleras y caminé hacia el final del pasillo.
Al llegar tomé un balón y comencé a lanzarla para intentar encestarla. Falle unas cuantas veces, pero como a la tercera vez logré encestar.
-Buen tiro…-escuché decir a mis espaldas.
No le preste atención a su comentario. En mi antigua casa tenía un aro, practicaba las veces que me aburría. Como esta vez. Me prepare para lanzar nuevamente pero di un pequeño salto al tirar el balón.
-Un poco más de práctica y entras al equipo de baloncesto de la escuela-rió Max junto con Austin.
-¿Has jugado por mucho tiempo?-pregunto Max -¿Te gusta?-
Alcé los hombros.
-¿Siempre hablas tan poco?-pregunto Austin.
Alcé los hombros de nuevo.
Los muchachos tomaron otro balón y comenzaron a hacer pases, picar, entre otras cosas. Eso se torno como a un juego, así que me aparte. Veía como jugaban mientras yo escuchaba música en las escaleras de antes. Al cabo de un rato, su jueguito, terminó. Se sentaron donde estaba yo. Austin tomo grandes tragos de su refresco al igual que Max.
-Oigan-dijo con la respiración agitada- si quieren podemos ir a mi casa…
-¿A qué?-dijo Max- ¿A ver cómo miramos la pared?
- Jajá, que gracioso-dijo sarcástico -Tengo una consola y varios videojuegos sin terminar…
Lo mire y levante una ceja.
-Tienes mi atención… ¿Qué clase de juegos?-pregunté.
-Lo que tú quieras. “Call of Duty”, “Just Dance” o un clásico cómo “Zelda” o “Mario Bros”-mencionó con sus dedos.
-Al menos tienes buenos gustos…-dije.
-Oye, dime algo…-dijo Max- ¿en tu antigua escuela tenías amigos?
-Ese, niño, no es tu problema-dije secamente. Me dolía el hecho de pensar en Nika…
-¿Ahora soy un niño?-dijo haciéndose el ofendido.
-Siempre lo fuiste-dijo Austin.
-Gracias por el apoyo-dijo con sarcasmo.
Miré el cielo y estaba gris, síntoma de que iba a llover. Empezaba a hacer más frío, la brisa estaba constante y fresca. Me encantaba como olía, era único. Que asombrosa era la naturaleza. Comencé a escuchar como en el suelo de la calle caían gotas, así como en el techo de este lugar.
-Empieza a llover-dijo Max inclinándose un poco para ver la lluvia.
-No me digas- dije con sarcasmo mientras rodaba los ojos.
Me levanté de las escaleras y caminé con las manos en mis bolsillos hacia la “entrada”, que en realidad eran unas rejas rotas. Muy urbano el lugar. Me agrada. Al llegar, me di la vuelta para mirar a ambos chicos que me veían de una manera extraña. Levante los hombros con una expresión interrogante en mi rostro.
-¿A dónde vas?-dijo Max.
-Dijo que iríamos a su casa ¿no?-señale a Austin.
-Si…pero no ahora, está lloviendo-señaló en cielo- de aquí a que lleguemos a mi casa, llegaremos empapados.
-No seas niña-reté- ni que fueses de azúcar. Ahora, muevan sus traseros y andando-ordené.
-Bueno, bueno-dijeron al unísono levantándose.
Max y Austin llegaron a la entrada y comenzamos a caminar en silencio. Solo se escuchaba el sonido de la lluvia, que ni siquiera era fuerte, era una llovizna. Son unas nenas, ¿a qué animal no le gusta mojarse en la lluvia? Yo no soy de las que se preocupan por el cabello, maquillaje, ropa… Dios, me parece tan falso todo ese mundo, yo soy yo. Y nadie me cambiará. Estamos en un mundo donde todo es superficial, egoísta, mentiroso y cruel... Y hablando de crueldad, había un pobre cachorro que a simple vista se ve que está enfermo, mojado, y…solo. Una mirada perdida… Me conmovió tanto que no pude resistir el hecho de ir a acariciarlo. Solo le di unas palmaditas en la cabeza, le hizo bien al pobre. Es solo un bebe. Y créanme, me lo llevaría, pero…mamá no esta así que tampoco puedo hacer algo de esa magnitud. Lo siento cachorrito.
-¿Te gustan los animales?-preguntó Austin.
-No, los odio -Dios… es que estos tipos a veces hacen unas preguntas…
-Yo tenía un Hámster. Emilio, pero “misteriosamente”-recalcó la palabra mirando a Max- desapareció.
-¡No fue mi culpa! ¿Está bien?-se defendió Max.
-Claro-dijo sarcástico- ¿Quién fue el último en salir de mi habitación?
-Yo... ¡Pero eso no quiere decir que yo lo dejase salir!-se defendió Max
-Ya cállense ¿quieren? Parecen novios-admití.
Hubo un silencio por un momento…
-Pero él empezó-dijo Max en un murmullo.
Austin estaba tomando aire para contraatacar pero yo le deje con la palabra en la boca.
-Ni se te ocurra abrir la boca-señale con el dedo- y ahora, sigamos.
Caminamos un par de cuadras más y al fin llegamos a la casa de Austin, era blanca, con un techo de tejas, una puerta marrón, lindo jardín… No está mal. Bonita.
Nos dirigimos a la cocina y me dedique a observar la casa.
-¿Quieres algo?-me preguntó Austin pero no lo escuché- Hey-tronó sus dedos frente a mis ojos.
-¿Qué?-dije después de un sobre salto.
-¿Quieres algo?-volvió a preguntar.
Negué con la cabeza.
-Yo sí-levanto la mano Max.
-Nadie te pregunto, mi cielo-dijo Austin divertido.
-¡Esto es todo! ¡Terminamos!-dijo Max haciéndose el ofendido. Se fue de la cocina y subió las escaleras ¿Qué demonios…? ¿Ahora es gay o algo por el estilo?
-No le hagas caso-dijo riendo.
-Nunca le hice de toda manera-me encogí de hombros.
-Ven, vamos a mi habitación-dijo haciendo una seña con su cabeza.
Empecé a caminar detrás de él y le seguí en silencio. Subimos las escaleras, y nos dirigimos a la última puerta del pasillo. Austin la abrió y entró. Yo me quedé afuera, no me sentía cómoda estando en su habitación. Es un lugar, es tú lugar… no me agradaba la idea de invadir ese lugar. Se supone que es personal.
-¿Te vas a quedar ahí?-dijo Max- Muévete y entra. (dios lo amo *-* -Hele)
Chicos... Me duele mi mano... MI MANO DERECHA D:

Por eso no habrá ilustración tampoco.... PERO PROMETO QUE EL CAP 5 SI LA TENDRÁ! POR MI TABLET! (?)

fdjghksdghskd DIOS, antes de que mi mano se pusiese malita, hice un Sketch de Austin. DIOS. AUSTIN. TE VIOLO <3 Es besho <3 ojos cafés *-* ya era hora. Habían muchos de ojos claros >:c

Veré si el cap 5 lo subo pasado mañana. Me siento de buen humor <3
"Claro y yo soy un unicornio" xD Eso me mató xD AMO A MAX Y AUSTIN. SON MÍOS. LOS VIOLO (?) Solo míos >:c LEILA IDIOTA. Bombonazos que tienen en una habitación y no los violas. Que decepcionante >:c


Bueno, ya saben. QUIERO QUE COMENTEN >:c Si no, no subo nada hasta la semana que viene D:<

Historia= Mia, no se adapta ni se usa sin mi permiso.
Add a Comment:
 
:iconmafer-nanda:
mafer-nanda Jan 28, 2014  Student Writer
me encanta Austin!!! es tan aksjaksja no se me agrada mucchooooo 
Reply
:iconraikeky17:
me encabto x3333 y si, austin tiene buen gusto de juegos :D esta muy bueno el fic continualo Meow :3 
Reply
:iconhele1234:
Hele1234 Sep 1, 2013  Hobbyist General Artist
Lo she, lo she... Lo saco de mi <3 PUTO TEMPLO DE AGUA >:c sahgkghkgsd 
Reply
:iconyel-music-dark:
Yel-Music-Dark Aug 28, 2013  Hobbyist General Artist
apenas pude leer esto...pero esta genial, I LOVE IT :3
Reply
:iconhele1234:
Hele1234 Aug 29, 2013  Hobbyist General Artist
Muchisimas gracias por tomarte el tiempo de leerlo <3
Reply
Hidden by Owner
:iconmichi-44:
me encanto Love 
Reply
:iconhele1234:
Hele1234 Aug 27, 2013  Hobbyist General Artist
Asdfghjkl Mai gaaaad! Me encanta que te encante <3
Reply
:iconusagilau:
UsagiLau Aug 17, 2013  Hobbyist General Artist
Ese Max tiene una paciencia infinita mis respetos Max XDD tambien me encanto su frase "Bueno, hay que ver el lado positivo... No, este no lo tiene, en absoluto" XD hay Leila UnU no seas tan amargadina pero aun así te quiero por adorable XD <3
Reply
Add a Comment: